Preocupados por los nocivos impactos de la pandemia de coronavirus en la mantención y generación de empleos en nuestros países, que implicarán también aumento de la pobreza; deterioro de la salud por la pérdida de prioridad de tratamiento de distintas enfermedades; y el deterioro de la calidad de vida de la población sudamericana…

Considerando que distintos organismos (ONU; CEPAL) pronostican una grave y prolongada caída de la actividad económica mundial y sudamericana a niveles semejantes, o incluso mayores, a los de Gran Depresión, fenómeno caracterizado por azotar cruelmente a amplios sectores de la población y particularmente a los sectores populares, por ende, a millones de personas.

Considerando que cuenta el Estado con mecanismos para atender las necesidades de la población que ha sido golpeada por la pandemia, así como para generar empleos, lo que requiere una decisiva nueva orientación del gasto público.

Conscientes de lo cuantioso que resulta el gasto de defensa de los distintos Estados sudamericanos, así como de la interrelación que se produce en esta materia en nuestros países. Venimos en pedir a los gobernantes de Sudamérica que dentro del más libre y espontáneo ejercicio de sus atribuciones soberanas, promuevan la suscripción de un pacto tendiente a congelar el gasto de defensa al menos por los próximos diez años.

De acuerdo con Palomino (2019): “El gasto de defensa en América del Sur equivale a USD 55,7 billones representando un 3,1% del gasto de defensa mundial…Con respecto al año 2017 el gasto de defensa en la región se ha incrementado respecto al año anterior explicado por el lanzamiento de programas de renovación de plataformas militares en Brasil”.

Se presume para el futuro un aumento del gasto a partir de lo que se identifica como necesidad de renovar los activos. “… aviones de combate, buques, submarinos, blindados, sistemas de armas diversos etc., debido a su antigüedad y obsolescencia tecnológica” (Palominos, 2019).

Entendemos que la prioridad de los gobiernos sudamericanos debe ser la salud y la vida de su población, por lo que invitamos a los pueblos de Sudamérica a que exijan de sus Gobiernos que participen de esta iniciativa destinada a congelar el gasto militar por al menos los próximos diez años (2021-2031).

Conscientes que la principal justificación del gasto militar actual son las compras en que incurren los países vecinos, un acuerdo multilateral facilita la decisión unilateral de congelar el gasto, por lo que llamamos a las Cancillerías de los respectivos Gobiernos a convocar a una reunión preparatoria de un Acuerdo Multilateral de Congelamiento de Gasto Militar.

Abrimos este llamado para la firma de todos los sudamericanos que deseen adherirse a esta petición, así como de cualquiera otra persona que desee firmarla.

Directiva de Poder Electoral Constituyente: Eric Eduardo Palma G; Esteban Bravo B: Karime Córdova A; Carmen Luz Aguirre P.

www.poderelectoralconstituyente.cl

Puedes adherir a esta causa dejando tu comentario abajo, o bien enviando un correo a la casilla: chilepec2020@gmail.com

Ayudanos firmando y compartiendo con nuestros amigos/as, familiares y conocidos/as. Podemos avanzar en el cambio de cómo se afronta la crisis.
¡ Saludos a tod@s! En el link abajo está el acceso a la campaña internacional de recolección de firmas de esta causa en Change.org

http://chng.it/SqMPcVF2QR